Los neumáticos deberán utilizarse siempre que tengan una profundidad de dibujo tal que permitan una buena adherencia en las condiciones de uso para la que fue fabricado.

Para lograr un desgaste parejo en la profundidad del neumático y prolongar su vida útil, los puntos a tener en cuenta son: presión, rotación, alineación y balanceo.

 

PRESION:

Los neumáticos deberán tener la presión adecuada para lograr un desgaste normal. Cuando hablamos de la mejor presión nos referimos a la recomendada por el fabricante del automóvil. Realizando controles regulares logramos un rendimiento adecuado del mismo.

Se debe tener en cuenta que la presión la deberemos variar en tanto y en cuanto exijamos el vehículo a mayores cargas y velocidades.

La presión de inflado tiene una influencia decisiva sobre la frecuencia de averías de la cubierta, así como en la seguridad, el desgaste y consumo de combustible.

 

ROTACION:

La importancia de la rotación adecuada a los kilómetros que corresponda, ayuda a la durabilidad del neumático. Sin éste factor el mismo reduce considerablemente su vida útil. Estos factores hacen a un buen desgaste y a que el neumático mantenga todas las propiedades de seguridad que necesita para que cuando el usuario lo exija pueda responder adecuadamente a la necesidad requerida.

Se recomienda rotarlos cada 8.000 a 10.000 km.  para lograr un mayor rendimiento de las cubiertas y un desgaste parejo que ayude al comportamiento general del automóvil.

 

ALINEACION Y BALANCEO:

Realizar un control cada 8.000 a10.000 km. de la alineación y el balanceo hace que los neumáticos lleguen al máximo de su vida útil.

Una alineación adecuada permite que la banda de rodamiento del neumático tenga un desgaste parejo y pueda rendir al máximo, cumpliendo con las exigencias para las que fue diseñado.

El balanceo ayuda a corregir las vibraciones que pudiese tener en el momento del armado. Un neumático correctamente balanceado otorga al automóvil un andar sereno y parejo.

 

Todas las operaciones arriba recomendadas deben ser realizadas por personal idóneo en gomerías y/o talleres habilitados a tal efecto. Ante cualquier duda siempre consulte con su gomería de confianza o con el fabricante y/o importador oficial.